lunes, 18 de noviembre de 2013

¡PARAD EL MUNDO...!

Desenfocada. Así te veo... totalmente desenfocada, y llevo las gafas puestas... no lo entiendo. Subes las escaleras como una exhalación, como un tifón, atropellando puertas y pasillos. Lanzando al aire improperios y lamentos, amenazas y maldiciones gitanas... Tiras el bolso sobre el sillón, te quitas el abrigo y la rebeca; luego la falda y a continuación las medias... pataleas pisando la ropa y al final llorando, maldices tu mala suerte. No tienes consuelo. Y yo desde este sillón, desde mi sitio sigo viéndote desenfocada, dispersa y disipada... algo borrosa. 

¡Parad el mundo, que ella se baja!...- grito.
Te callas y me miras con estupor desde esas manchas negras que te deja la máscara de pestañas en tu cara preciosa. Abres hasta el infinito tus grandes ojos y dibujas una leve sonrisa en tu boca. Esa sonrisa se vuelve mueca, he intentas llorar de nuevo, pero ya no puedes. En tu cerebro he plantado la semilla del humor... la del amor.
¡Parad el mundo, que ella se quiere bajar!...- grito de nuevo.
Y te acercas y me abrazas, y dejas en mi camisa blanca los rastros negros de la ya famosa máscara. Me besas y lloras un poco más, pero ya sin ira, sin odio... con el sosiego que dá el consuelo, el aliento. Te acercas a mi oído y despacio me cuentas tus cuitas, tus penas... con lágrimas saladas me relatas lo acontecido...muy cerquita, notando en cada una de tus sílabas tus suspiros y sollozos... 
Te miro... y con rabia contenida, me quito la camisa y también el pantalón... y piso mi ropa y pataleo encima de ella. Luego grito con todas mis fuerzas, para que todos me oigan:
¡Parad el mundo, que ella y yo nos bajamos! 
Entonces tu sonríes y, por fin, te ríes hasta las carcajadas.
Yo... soy feliz.
Nos vemos y nos leemos pronto

16 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho, si al final, os bajáis los dos juntitos, que es lo importante, y que es vuestro mundo...muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Releante. Siempre reconforta tener a alguien que te comprenda, que esté en el mismo mundo que tú.
      Un abrazo, y gracias por estar ahí

      Eliminar
    2. Precioso, vibrante, ... como la vida misma

      Eliminar
    3. Precioso, vibrante, ... como la vida misma

      Eliminar
  2. Ole oles me alegra poder leer esas cosas tan bonitas que sólo a ti se te pueden ocurrir.besos y sigue escribiendo para que los demás podamos disfrutarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa! Un placer que me leas. Besos

      Eliminar
  3. Quién dijo eso una vez en un concierto....nuestro paisano don Miguel? (ese que cantaba lo de volver a Granada).
    Bueno, no me acuerdo bien, pero me has hecho recordar algo que he repetido muchas veces en mi vida.
    Y también que a veces, hay alguien a tu lado que por la razón que sea, te anima a seguir hasta la siguiente estación.
    Y al menos, durante ese trayecto, te sientes feliz.
    Y si hay muchos mas trayectos, de estación en estación, pues mejor.
    Un beso, prima.
    Y amiga.
    Y gracias por deleitarme escribiendo tus cosas.
    Y que sigas haciéndolo.
    Y...que paren el mundo, que voy a salir a fumarme un cigarrito, y después seguimos (a este paso vamos a tener que ir a fumar a la luna).


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jose, porque siempre estas ahí, leyéndome... Yo pienso que en el viaje de la vida lo mejor es tener un compañero y si ademas se baja en tu misma estación mejor.
      Y a la luna te acompaño, pero no a fumar... Jajajaja
      Un beso

      Eliminar
  4. Qué bonito :)
    Las palabras, qué belleza encierran y qué poder. El poder de mover voluntades y aflorar sentimientos...
    "Cuita". ¡Me encanta!
    No hay mejor sensación que tener unos brazos en los que ampararse y alguien que te escuche. Bien contado Oles.
    Besos, ya sabes dónde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luisa. Me hace mucha ilusión que te gusten mis relatos.
      Las palabras juegan con las letras del teclado, hacen magia. Y somos nosotras las que nos aprovechamos de esta circunstancia tan especial.
      Un beso desde cerquita

      Eliminar
  5. Parar el mundo de a dos en dos, se ouede parar. Y dejarlo quietecito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, pocas para mi gusto, hay que parar el mundo y darnos una vuelta fuera de la realidad.
      Besos del sur

      Eliminar
  6. Una hija, una madre, dos mujeres, dos mundos. Una gran alegría pero también un gran dolor. Me gusta la delicadeza de tus relatos pero este me ha gustado especialmente. ¿Será que tengo una hija viviendo...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viviendo fuera?... Viviendo en ti?... Bajarse del mundo y dejar que gire solo, a veces, vale la pena. Y si ademas no bajas sola, que bajas con un apoyo, mucho mejor.
      Besos del sur

      Eliminar
  7. Querida Oles... Es de las mejores entradas que te he leído. ¿Quién no pide que el mundo pare cuando un hijo querría bajarse a pesar de la velocidad del tren? Y si no para... ¿quién no lo abraza para amortiguar el golpe? ¡Qué... BONITO!
    Gracias, Oles. De corazón a corazón. Un beso gordo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sunsi, tu siempre tan amable. Y es cierto, yo pararía el mundo si mi hija se quiere bajar, igual que tu, seguro. Y si no se para, al menos estaría con ella abrazándola... Igual que tu, seguro.
      Un gran beso del sur.
      No sabes cuanto me alegra tu vuelta.

      Eliminar

Gracias por tu tiempo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...