miércoles, 16 de marzo de 2016

Y TÚ, ¿QUÉ VES EN ELLA?

Me gusta ver en su escote esa puntilla que asoma queriendo beber el aire. Me gusta. 
Me agrada el aroma de sus manos, pues sé que de violetas hoy las ha vestido. Me agrada.
Me alegra su risa, su carcajada, pues a veces al recordarla, música es para mis sentidos. Me alegra.
Me atraen sus ojos, que a veces son pardos y otras verdes, pues con una mirada me cuenta un cuento y con dos una patraña. Me atraen.
Me interesan sus palabras, su palabra, pues una vez me la dio y entonces hicimos un nido blindado con todas ellas. Me interesa.
Me cautiva su pelo y sus rizos livianos, pues de noche me rozan la frente y acarician mis sueños para que sean hermosos. Me cautiva.
Me hechiza su voz por diferente, pues susurra a veces en mi oído canciones que son de amor y verbos que son de sueños. Me hechiza.
Me complace su armonía al moverse, al tocar, al caminar... pues el aire lo corta en mil pedazos y lo vuelve sutil, liviano. Me complace.
Y me entusiasma su vida y la vida que regala, que reparte, pues es dadivosa y dulce y no escatima ni recorta. Me entusiasma.
 Ella es así:... la perfecta imperfecta Primavera. 












  Nos vemos y nos leemos pronto

3 comentarios:

  1. Ay, primavera, ay primavera
    las puertas de par en par
    abre las puertas del alma
    que me quiero enamorar.

    Amiga Oles, creo que era así, mas o menos, una estrofa de una malagueña que compuso mi amigo José María Alonso, y que llegando este tiempo, siempre me viene a la memoria.

    Y aparte de eso, espero que hayas visto los videos del Señor de la Espiración, no se como lo hace el subsodicho, pero cada año es mas espectacular que el anterior.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así canturreando, me acordé de la letra exacta de esa estrofa de la malagueña:
      "Ay primavera, ay primavera
      abiertas de par en par
      tengo las puertas del alma
      que me quiero enamorar".

      A que ahora suena mejor... también me acuerdo de una frase alternativa que le cantábamos a José María en los conciertos, al final decíamos... "que me quiero emborrachar". Lo que no se es si esa anécdota saldrá en algunas de sus biografías.

      Eliminar
  2. Preciosa estación del año que a todos nos reanima :)
    Besos, muchos poeta mía

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...