viernes, 15 de marzo de 2013

"MIND THE GAP"

Una pequeña historia de amor es la que acabo de escuchar por la radio. O quizás no sea pequeña. Quizás sea una gran historia de amor.
Una señora, una mujer mayor, una anciana que dirían los periódicos, paseó cada día, desde el año 2001, por las diferentes estaciones del metro de Londres. Deambulaba. No subía a ningún tren, sólo se sentaba en el andén y esperaba. 
Los empleados del metro la miraban a través de las cámaras de vigilancia, y aunque les extrañaba su presencia nunca le dijeron nada. Al fin de al cabo la señora no infringía ninguna ley.
Las estaciones no las eligió al azar, no. Se decantó por unas cuantas y durante años las visitó diariamente. Poco a poco, dejó de frecuentar algunas... se paseaba por dos o tres de ellas únicamente. Hasta que decidió bajar sólo al andén de: Embankment, en la Nothern Line. Allí fue durante mucho tiempo, y su liturgia siempre era la misma; bajaba las escaleras, buscaba un sitio libre en el andén, se sentaba y esperaba. Pero una mañana, antes de que terminara de realizar su ritual y todavía  de pie, levantó la cabeza, la giró a un lado y a otro y se marchó por donde había venido. Nunca más regresó.


Mind the Gap | Foto: alwayscurious.crownbc.com
Semanas después, en las oficinas del TIF (Transport of London), se recibió una llamada con una petición un tanto peculiar: una señora solicitaba si le podían proporcionar una grabación de la mítica frase, "Mind the Gap" (cuidado con el hueco), la cual siempre se escuchaba cuando un tren estaba llegando a una  estación. Y es que su marido, el actor Oswald Laurence, fue quien grabó dicha frase allá por los años sesenta; y durante mas de cincuenta años esa grabación se ha estado escuchando en todas las estaciones del metro de Londres. Pero la tecnología fue sustituyendo este registro por una locución digital. Sólo seguía activa en la estación de Embankment, y ese era el motivo de su peregrinación. Su marido falleció en el año 2001, y oír su voz era un alivio y una alegría para ella.
Hoy, nuestra Señora Mayor, ya tiene en su casa un CD con la grabación original de la voz de su marido. Y el director del metro de Londres, Nigel Holness, ha asegurado al diario londinense "The Telegraph", que están trabajando para poder recuperar la grabación en la estación de Embankment.

Porque el amor se encuentra en cualquier lugar...
 
 Nos vemos y nos leemos pronto
oles     

9 comentarios:

  1. Debía ser un alivio para ella poder escuchar a su marido en el metro aunque fuese sólo con la mítica frase "Mind the Gap", yo he escuchado a ese hombre y es una pena que lo digital sustituya lo tradicional y más en cosas de este tipo que son tan míticas en la historia de una ciudad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frase es tan mítica como el metro en sií

      Eliminar
  2. Bonita y entrañable historia de amor y melancolía. No me extrañaría de los ingleses, tan amantes de las tradiciones, si finalmente recuperan la grabación. El próximo paso será el colocar una placa contando esta historia y si no al tiempo...
    Miku

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que sería un detalle muy especial

    ResponderEliminar
  4. Mu chula la historia, de amores como a mi me gusta ;))

    ResponderEliminar
  5. Bonita historia, el amor te hace hacer cosas impensables.

    ResponderEliminar
  6. ...la versión larga de esa frase es: Stand clear on the doors...Mind the Gap!:)

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...